El rastro de tu sangre en la nieve-G.G.M

” Imagínate-dijo:-un rastro de sangre en la nieve desde Madrid hasta París. ¿No te parece bello para una canción?”

images

El rastro de tu sangre en la nieve es una historia que leí a los 10 años y que me fue regalada por mi cumpleaños junto a toda la colección del autor hasta ese momento. De verdad no puedo escoger un relato, una historia o alguno de los escritos de García Marquez como favorita. Pero esta me encanta, por su tragedia y la belleza con que retrata el tiempo de los protagonistas juntos. y por que si.

Este y los próximos tres, van de cuenta de la nominación de https://artetodasoy.wordpress.com/

Saludos!

Anuncios

Ensayo sobre la lucidez-José Saramago

descarga

 

 

«Pregúntele a los organizadores, Dónde están, quiénes son, Supongo que todos y nadie, Tiene que haber una cabeza, esto no son movimientos que se organicen por sí mismos, la generación espontánea no existe y mucho menos en acciones en masa de esta envergadura, No había sucedido hasta hoy, Quiere decir que no cree que el movimiento de voto en blanco haya sido espontáneo, Es abusivo pretender inferir una cosa de la otra, Me da la impresión de que sabe mucho más de estos asuntos de lo que quiere aparentar, Siempre llega la hora en que descubrimos que sabíamos mucho más de lo que pensábamos, y ahora, déjeme, vuelva a su tarea, busque a otra persona a quien hacer preguntas, mire que el mar de cabezas ya ha comenzado a moverse, A mí lo que me asombra es que no se oiga un grito, un viva, un muera, una consigna que diga lo que la gente pretende, sólo este silencio amenazador que causa escalofríos en la columna, Reforme su lenguaje de película de terror, tal vez, a fin de cuentas, la gente simplemente se haya cansado de las palabras, Si la gente se cansa de las palabras me quedo sin trabajo, No dirá en todo el día cosa más acertada, Adiós, señor alcalde, De una vez por todas, no soy alcalde.»

A este autor, cuando lo leo, le dedico su tiempo. Que mi mente esté realmente concentrada, que el espacio donde lo lea esté sereno, y que realmente no tenga ni un poquito de cansancio. Particularmente porque al principio su forma de escritura me cuesta un poco pero a medida que avanzo (después de varios intentos) logro engancharme mucho. Realmente me fascinan sus obras, y esta en particular, ensayo-sobre-la-lucidez , es una de mis favoritas.

La hoja de Niggle-J.R.R Tolkien

« …Encontraron el Manantial en el corazón del Bosque; sólo una vez, hacía muchísimo tiempo, había pensado Niggle en él; pero no llegó nunca a dibujarlo. Ahora comprendió que era el origen del lago que brillaba a lo lejos y la razón de cuanto crecía en los contornos. Aquellas pocas gotas convertían el agua en un astringente, que, aunque bastante amargo, era reconfortante y despejaba la cabeza. Después de beber descansaban a solas; luego se levantaban y las cosas marchaban de maravilla. En tales ocasiones Niggle soñaba con nuevas y espléndidas flores y plantas, y Parish sabía siempre cómo colocarlas y dónde habían de quedar mejor. Bastante antes de que se les terminase el tónico, habían dejado de necesitarlo. También desapareció la correa de Parish.

A medida que el trabajo progresaba se permitían más y más tiempo para pasear por los alrededores, contemplando los árboles y las flores, las luces, las sombras y la condición de los campos. En ocasiones cantaban a una. Pero Niggle se dio cuenta de que comenzaba a volver los ojos, cada vez con mayor frecuencia, hacia las Montañas.

Pronto tuvieron casi todo terminado: la casa de la hondonada, el césped del bosque, el lago y todo el paisaje, cada uno en su propio estilo. El Gran Árbol estaba en plena floración.

“Terminaremos al atardecer”, dijo Parish un día. “Luego nos iremos a dar un paseo que esta vez será realmente largo”.

Partieron al día siguiente y cruzaron la distancia hasta llegar al confín. Este no era visible, por supuesto: no había ninguna línea, valla o muro; pero supieron que habían llegado al extremo de aquella región. Vieron a un hombre con pinta de pastor. Se dirigía a ellos por los declives tapizados de hierba que llevaban hacia las Montañas.

“¿Necesitan un guía?”, pregunto. “¿Van a seguir adelante?”.

Durante unos momentos se extendió una sombra entre Parish y Niggle, porque este sabia ahora que si quería continuar y (en cierto sentido) tenia que hacerlo. Pero Parish no quería seguir ni estaba aun preparado.

“Tengo que esperar a mi mujer”, le dijo a Niggle. “Se sentía sola. Creí oírles que la enviarían después de mi en cualquier momento, cuando estuviese lista y yo lo tuviera todo preparado. La casa ya esta terminada, e hicimos lo que estaba en nuestras manos. Pero me gustaría enseñársela. Espero que ella pueda mejorarla, hacerla mas hogareña. Y confío que también le gustase el sitio.” Se volvió hacia el pastor. “¿Es usted guía?”, pregunto. “¿Puede decirme como se llama este lugar?”.

“¿No lo sabe?”, dijo el hombre. “Es la Comarca de Niggle. Es el paisaje que Niggle pinto, o una buena parte de el. El resto se llama ahora el Jardín de Parish.”

“¡El paisaje de Niggle!”, dijo Parish asombrado. “¿Imaginaste tu todo esto?. Nunca pense que fueras tan listo. ¿Por que no me dijiste nada?”. “Intento hacerlo hace tiempo”, dijo el hombre, “pero usted no prestaba atención. »

Hoja de Niggle es un cuento corto del señor Tolkien (A quién más conocemos por El señor de los anillos) y es mi cuento favorito del autor porque habla del arte como un estado interior y trascendental en la vida y muerte del ser humano. A diferencia del resto de sus obras no hay elfos, ni hobbits y se trata de un texto más personal y simbólico.

Sara Kane, Psicósis 4:48

¿Por dónde empiezo?

¿Dónde me paro?

¿Cómo empiezo?

(Ya que pretendo continuar)

¿Cómo hago para parar?

¿Cómo hago para parar?

¿Cómo hago para parar?

¿Cómo hago para parar?

¿Cómo hago para parar?                                                                     Una dosis de sufrimiento ¿Cómo hago para parar?                                                           que me atraviesa los pulmones ¿Cómo hago para parar?                                                                             Una dosis de muerte ¿Cómo hago para parar?                                                                        que me exprime el corazón

images

Cuando leo las obras de esta señora a la que pronto alcanzaré en años de vida, deseo entender un poco su mente, su pensamiento, su manera de ver el mundo.

Me perturba de cierta manera la forma desgarrada y cruda con la que escribía, cómo si la vida le doliera, cómo si el oxígeno desgarra su piel…

Les comparto Psicosis de las 4:48, por si les apetece.

Tengo un reto de frases de parte de https://blogdefabio.com/ , pero cambio un poco la dinámica y en lugar de las frases les dejo fragmentos de mis textos favoritos y el PDF como sugerencia.

 

V.

 

Epílogo -Blanca Wiethuchter

Me he muerto a mí misma
y eso me conmueve sobremanera.
Volver a preparar mi desaparición
me consuela y me desgasta.
Pero puedo seguir la curva de mi brazo
lo que me da la medida de mi soledad
y puedo morderme el vientre de nuevo
lo que enciende el sumidero
en el que temo caer para siempre.

Amo este mi cuerpo árido
sin solicitud, con avaricia
mi negro hombro infantil
que se desplaza según el cielo
que diseña todo invierno.

(No conozco otra estación que el despojo.)

Todavía no me interrogo
sobre lo que significa para mí
esta nueva derrota en mi historia.
Me pregunto cuántas veces aún
tendré que ofrecer mi cuerpo
para cambiar de nombre
y llamarme solamente a mí
con mi claridad desamparada
y mi oculta herida sin balanza.

Me pienso a veces
con el orgullo de una estrella
y alguien en mí se mofa del algodón
con un canto de sirena entre los senos
no entiende nada de las hormigas
ni del placer de mirarse morir
matando lo harto que todavía hay en mí
de niña tierna y maternal.

Pocos son los que comprenderán el fuego que se está quemando
y que puedo morir de verdad morir de verdad
sin un signo de locura.

(De Madera viva y árbol difunto, 1982)