volar, viajar, vivir.

​Viajar es como volar.

Volar es improvisar, 

Es batir las alas muchas veces y seguir sintiendo el vértigo de primera vez. 

Volar es vivir. Atreverte a no pensar en el aterrizaje, desear jugar con el viento que acaricia tu piel. 

Es soñar y dejar que el sueño palpite en tus venas. Es ser la persona que crees ser. 

Divago.

Sugiero que nos desgarremos la piel.

Tal cual.

Por tus propias razones aprieta los dedos contra ti,

hunde las uñas y arráncala sin miramientos.

No te des tiempo de sentir dolor,

es solo una rutina de baile,

luego tú y yo. No es una imagen mental.

Es una ruta de escape.

Un brote que se niega a florecer,

Una felicidad triste, un aroma inmortal.

Al borde de la calle, hay un gato sin hogar,

no le des refugio, no le des lugar.

El bálsamo de tu presencia

Puedo escribir poemas sobre la piel de tu vientre,
puedo hablar de amor con mi lengua en tu ombligo.

Los pliegues de tus labios no guardan secretos.
Jadeas en el punto culminante,
la sangre se detiene,
el corazón ya no late.

El rosa de tus mejillas se desvanece y
el brillo de tus ojos se convierte en cortante vidrio,
la primavera contenida se desvanece,
el hedor del mundo corroe la pureza.

Puedo ver como se escapa el bálsamo de tu presencia,
puedo sentir la rigidez que comienza desde tu interior.

TUYA. SOMOS. ERES. MÍO.

Lluvia de emociones,

mortales juegos de placer,

navidades caducas,

parásitos que me consumen.

Opciones,

opciones…

Me supera el instinto,

me arrastra la mierda

de pirañas que no saborean.

TUYA.

Velo de madreselva,

seda que me ata.

Me deshago difusa,

contaminada y herida.

SOMOS.

Amapolas marchitas,

música que empalaga,

mi cuerpo violento

ve a través de ti

 ERES.

Diosas del rock and roll

Entiendo el timbre compuesto de la preocupación absurda,

y tus ganas de herir.

señalas desde el pedestal,

prejuicioso y severo.

MÍO.

Ver la entrada original

La lluvia

El mundo empieza a derretirse frente a mis ojos, las gotas en las que se ha convertido se escurren por entre los dedos del universo,
la lluvia empieza adherirse a mí, la humedad deja que mi piel adquiera un tono verdoso y mi mirada tome una luz de lejanía acuosa. Incluso los suspiros vienen cargados de nubes que chocan entre sí, formando en lo profundo pequeñas tormentas, y grandes descargas eléctricas.

La lluvia arrulla mis sueños,

me sumerge en el sopor de las nostalgias.

me acaricia, me besa, me lleva.

la lluvia es furia contenida que me limpia y me ensucia,

que empaña los cristales de mi alma con su vaho de pesares.

La lluvia viene de improviso, enfriando nuestros corazones para que aprendamos a reconfortarlo,

La lluvia es niñez, charcos, niños, juegos, y la esperanza de un sol prometido.

Las voces

Escuchas. Las voces.

No hablan para ti.

Aúllan, persiguen. No es difícil morir.

Vacío, vértigo.

Y amanece en la mirada de los perdidos.

Escuchas, te escuchas.

Hay algo que se mueve por dentro.

Las voces te dicen

No lo dejes ir.

Te caes, te ensucias.

Aprecias la perspectiva.

Escuchas.

Susurros.

Trasmuta a mago el primer loco.

Necesito vuestra ayuda.

Una interesante idea, espero que nos unamos los suficientes para hacerla realidad.

El Destrio

Creo firmemente que escribir puede ser útil para los demás. Quienes lo hacemos tenemos el poder de comunicar, de transmitir sentimientos e ideas, y también de generar emociones y conocimiento en quienes nos leen. Un cuento, un poema o una novela pueden ser una vía de expresión, un ejercicio que es parte de un proceso de aprendizaje, una forma de abrirnos a los demás y de desarrollar nuestra creatividad e incluso un mero divertimento, pero además de ello cualquiera de nuestras creaciones pueden servir a la sociedad. Desde esta perspectiva escribir es un medio lograr para fines más elevados.

He escogido el titulo de esta entrada con mucho cuidado. Quería llamar la atención, pero no de cualquiera: Solo de esa clase de personas que reaccionan ante una necesidad, que están dispuestas a ayudar cuando piensan que hacen falta. Porque esas personas disponen del segundo componente: La voluntad de ayudar.

Estos dos componentes,

Ver la entrada original 478 palabras más