Divago.

Sugiero que nos desgarremos la piel.

Tal cual.

Por tus propias razones aprieta los dedos contra ti,

hunde las uñas y arráncala sin miramientos.

No te des tiempo de sentir dolor,

es solo una rutina de baile,

luego tú y yo. No es una imagen mental.

Es una ruta de escape.

Un brote que se niega a florecer,

Una felicidad triste, un aroma inmortal.

Al borde de la calle, hay un gato sin hogar,

no le des refugio, no le des lugar.