No hay remedio

Tengo un gato que alimentar

Ya adentro te sonrío con cansancio y te sirvo el té de manzanilla que he preparado, no hay remedio, aunque lo intente no puedo ser mala contigo, pero ¿qué pretendes?

Mi celular suena.

—Estoy abajo ratita ¿abres?

Lo olvidé.

—No puedes subir. Tengo compañía. ¿Lo trajiste?

—¿Por qué me llamas si tienes compañía? Baja.

Cuelgo.

Has terminado tu té y te ofreces a hacer mi cena.

Bajo rápidamente las escaleras porque no me agrada la idea de que te quedes sólo en mi espacio personal.

Me encuentro con él.

No luce muy contento y me entrega el paquete con cactus San Pedro.

—Lo siento, planeaba que lo disfrutáramos juntos, pero se me presentó algo, y deja de decirme mi amor. — Le tiro la puerta en la cara y subo con rapidez, sé que se vengara por esto.

Anuncios

6 thoughts on “No hay remedio

  1. Pingback: Curiosidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s