XV

La intención de estos atentados es encontrar la guarida del titiritero quien hace poco ha llegado al corazón de Sudamérica, y según las amenazas radiales que emite diariamente en la señal abierta de la única emisora que se logra sintonizar, está furioso con nosotros.

¿Cómo, valientes guerreros, pueden oponerse a la nueva era del americanismo? Reconozco su valor, pero también su ignorancia. Yo soy uno de ustedes y estoy aquí para entregar las riquezas que nos han arrebatado durante siglos los demonios blancos.

No puedo dejar de sonreír al recordar su perorata de todos los días, y la canción de cuna que cada noche nos arrulla:

Duerme, duerme pequeño, que tu mama está en el campo pequeño, te va a traer muchas flores para ti, y si no te duermes viene el diablo blanco y ¡zaz! de agarra la patica chiquita, chiquita…

Lo he pensado muchas veces, el hombre tiene un sueño, uno muy bonito, es verdad que hemos sido explotados, repudiados, utilizados, y más adjetivos. Pero no es la manera de lograr el propósito. ¿Acaso no lo hubiéramos entendido si montaba un movimiento menos trascendental? Ha destruido nuestro mundo, ya no somos más que la nación infectada y vivir aquí es como un mal sueño.

Estaciono detrás de un árbol de Toborochi y me saco la camisa, una de las ventajas de este caos es que seamos pocos y que si me quedo en ropa interior en plena avenida a nadie le va a importar. Sostengo mi brazo inerte con la camiseta y me siento resoplando, estoy cansada, mucho.

Los ojos se me cierran, no he dormido mucho los últimos tiempos, y los alimentos son cada vez más escasos. Sé que es una lucha estúpida, mi hermana tenía razón, la humanidad apesta, tal vez debería dejarlo todo y abandonar ¿Qué gano? No es que de verdad vayamos a derrocar al titiritero.

Ya tenemos lo que nos pertenece, pero si ustedes no dejan sus malas sañas y entregan las armas, nunca podremos vivir en la paz que tanto anhelamos, yo soy un visionario, yo soy un profeta que ha venido a liberarlos del opresor.  ¿Les gustaba vivir bajo el yugo de los tiranos que gobernaron nuestras naciones valiéndose de nuestras riquezas? Yo soy el nuevo libertador. El dialogo es la opción.

Traducción: entreguemos nuestras almas al titiritero para que las maneje a su antojo, antes usaron nuestras riquezas ahora nuestros cuerpos ¿De qué clase de libertad habla?

Ya es hora de regresar, en la noche tienen la ventaja, me subo nuevamente a la moto y manejo tarareando: para ti no siento nada, ahora ya no que nada, el tiempo cura las heridas tú dijiste ¿o se te olvido?

Anuncios

6 thoughts on “XV

  1. ¿Amenazas radi-c-ales o amenazas constantes? Y sobraría ese posterior constantemente
    Explotados en plural.
    Una día debatiendo con un cubano exiliado en España, sobre la maldad de nuestros ancestros, le tuve que señalar que fueron sus abuelos los que conquistaron aquella isla, que los mios se quedaron aquí cuidando de las escasas tierras y de las pocas vacas, así que poco mal pudieron hacer. Aunque reconozco que poco bueno se puede encontrar en los actos de nuestros comunes reyes y menos entre los esclavistas que hicieron fortuna con la sangre de indios y africanos. Esos que retornaron para fundar las fortunas actuales. Hale ya me callo. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Amenazas emitas por la radio, ¿No está bien radial? ¿o especifico para evitar la confusión? Gracias de nuevo, Carlos.
      Las acciones del pasado son situaciones con las que ya no podemos hacer nada. Solo forman parte de la historia. El Hougan de esta historia, sólo toma como excusa la esclavitud y la conquista europea. ¿Realmente se necesita una razón para masacrar? Lo hace porque quiere.
      Al exponer su punto de vista de esta manera (esclavizando a su propia gente) demuestra que no es mejor que las personas a las que repudia. Si mato a un asesino, me convierto en otro, y así el circulo vicioso.
      He encontrado en mi camino a muchas personas con este tipo de pensamiento (el de mi brujo).
      ¡No te calles! jajaj, un abrazo 🙂

      Le gusta a 2 personas

      1. Que tal radiofónicas o retransmitidas por radio? A veces salir del atolladero conservando el ritmo del relato es un lío. Y en cuanto al poder, creo que el principal objetivo de cualquier jefe es perpetuarse en el cargo, incluso transformar la estructura social para fundar un imperio hereditario capaz de durar mil años. Hitler, Stalin, Mao y tantos otros reyezuelos que han practicado el mal en el nombre de “sagrado” de la patria, del pueblo, del partido o de la raza. Un beso.

        Le gusta a 1 persona

      1. Pues pásate por mi blog y allí verás que hay tres entradas. Comenta que te unes en la del concurso, propón un tema en la de propuestas y yo te añado ahora mismo a la lista de participantes. Un saludo y graciassss. 🙂

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s