Me dejo ir

Abro los ojos con desgano,

el río, las aves, el rocío, la mañana

todo llega a mi como un descubrimiento.

No puedo decir si extraño el smog de la ciudad

o es la falta del café matutino la que hace que aún me siento entumecida, como sin sentimientos, como si no existiera en realidad.

Me levanto del pasto humedecido, doy un fuerte suspiro que dejo fluir con lentitud en mis pulmones y me abandono a mis sentidos, cada sonido eriza mi piel, dilata mis pupilas, limpia mi cuerpo.

Camino sin dirección, estoy en medio de la nada, ni siquiera huele a bosta bovina, no sé dónde estoy ¿Dónde me dejaste? ¿hacia dónde debo huir (o por donde debo regresar)?

No importa, mis pies son más sabios que mi mente abandonada al despojo de sus emociones,

me dejo ir…

Anuncios

One thought on “Me dejo ir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s