No

No soy la chica que tendrá tu desayuno preparado al despertar,

No soy quien se preocupara por si llevas la ropa arrugada,

No soy la que se angustia si no la llamas.

Ya no tengo mas piedras con las cual tropezarme,

tampoco monstruos debajo de la cama.

Aunque me lo preguntes mil veces,

no me da miedo quedarme sola en casa

ni mirarme en el espejo, ni evitar el maquillaje.

No le temo a la caída de mis senos,

ni a la pérdida de un ser querido.

Quizá un poco, si, a la caducidad de mis sueños,

a mis pocas ganas de despertar cada mañana,

y al abrazo que siempre quise recibir y nunca di.

 

 

Anuncios

9 thoughts on “No

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s