ÉL

Fumo los suspiros melancólicos de la luna.

Me magnetizo.

Veo la membrana del tercero.

 

Estoy y no estoy.

Extraño y oscuro

dintel del alba,

errores y hechos.

 

Y el indiferente, duerme.

Plácido entre sedas,

olvidando, ignorando.

 

Pesadillas de lo real

 

¿Y su rostro alguna vez vimos?

puede estar escondido bajo las sombras mortecinas

de un alma sin custodia, disoluto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s