Nocturna

El cric-cric de los grillos en el esplendor de la noche,

el susurro de los árboles,

el latir de un corazón.

 

 

La razón de existir,

la naturaleza en su apogeo nocturno,

la vida que se aleja en un suspiro…

 

Sentada en una nube,

en medio del humo del incienso

que limpia mi espíritu maldito,

con la perra bajo la cama

y una bolsa de vómito en frente.

me encuentro quizá un poco perdida

Dentro de mí.

con las entrañas vibrando.

en cámara lenta me dejo morir.

 

 

Me sumerjo en las penumbras

Y a punto de llorar

dejo que la vida prosiga

abrazando mi fin.

 

Imagíname así,

bajo la protección de tus brazos.

Tratando de olvidar cien lunas

entre las sombras.

Entonces, me decidiría tal vez

por vivir mil años en el mágico

velo del atardecer.

Y no hay nada más probable

de que mañana al despertar,

la realidad abofetee mi rostro

Una vez más.

 

Anuncios

4 thoughts on “Nocturna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s