Definiciones …

LA FELICIDAD:

Espejismo que varía según el consumidor. Sensación producida por sustancias alucinógenos. Mito.

 

Murió con una risa mórbida

brotando desde la garganta,

en la soledad de sus cuatro paredes

a la luz intermitente del televisor,

 

Las comisuras de sus labios

formaron arrugas

haciéndole surgir hoyuelos

 

Tantos sentimientos a flor de piel,

muriendo en los silencios

más atroces.

 

Mientras me trago las palabras

El YO POSEO de mi slogan personal

me consume desde las entrañas.

soy una exploradora de la vida

saboteadora del camino

 

Tengo un nudo en la garganta, que me aprisiona el alma,

beso tus pálidos labios

y me pierdo en la vorágine de tu destino.

Nocturna

El cric-cric de los grillos en el esplendor de la noche,

el susurro de los árboles,

el latir de un corazón.

 

 

La razón de existir,

la naturaleza en su apogeo nocturno,

la vida que se aleja en un suspiro…

 

Sentada en una nube,

en medio del humo del incienso

que limpia mi espíritu maldito,

con la perra bajo la cama

y una bolsa de vómito en frente.

me encuentro quizá un poco perdida

Dentro de mí.

con las entrañas vibrando.

en cámara lenta me dejo morir.

 

 

Me sumerjo en las penumbras

Y a punto de llorar

dejo que la vida prosiga

abrazando mi fin.

 

Imagíname así,

bajo la protección de tus brazos.

Tratando de olvidar cien lunas

entre las sombras.

Entonces, me decidiría tal vez

por vivir mil años en el mágico

velo del atardecer.

Y no hay nada más probable

de que mañana al despertar,

la realidad abofetee mi rostro

Una vez más.

 

Sueños Húmedos

Quiero suponer que estás aquí,

en el milenio insomne

de mis horas perdidas,

con tus labios rozando mi piel.

 

El espejismo cálido de tu voz

supurando a gotas

el semen meloso de cupido    .

que abraza con firmeza las caricias.

 

No puedo dejar de amar la locura de tu piel

rozando mis poros ansiosos.

Me arrastro hacia ti…

Y sobre mí la galaxia entera,

mi mar de estrellas dentro de ti,

y de tus labios carnosos brota el último grito de guerra

fundiéndote en mí.

Ángeles sin misericordia abrazados al diablo

Dejando a un lado la cordura

Confundiendo con amor

La locura.

¿Seré yo?

¿Será mía esa alma vagabunda que

busca el amor y encuentra el dolor?

Creí haberlo superado, que encontré el camino.

No puedo descifrar mi tarot.

Una tabla soñadora con complejo de velero

mar adentro, a la deriva.

¿se pudrirá antes de tocar tierra nuevamente?

Aún dibujo flores en mi manojo de esperanzas,

Aún tejo sueños sin temor a las pesadillas.

Tengo cuervos revoloteando en mi corazón.

Cambiar lo que soy para cambiar mi historia,

para que lo que busco me encuentre.

¿Tendré el valor? ¿lo tendré?

Tengo miedo de desplegar las alas…

Gata Marciana

Tu intuición,

tus ganas locas de querer saber todo sobre mi.

Los ojos con los que me tocas el alma. Mi vida.

Tocas mi vida.

Mi crecimiento, mi espiritualidad.

En mí, en mi ombligo, en mis entrañas, en mis venas; la nada, el caos, mi espíritu.

Sentir y Creer deberían ser sinónimos.

Mis poros, tu aliento. Un imán.

Mis tristezas, mis misterios.

Baúl recóndito y podrido.

 

y todo pasa/ y nada queda

En el principio el caos,

la oscuridad por todos lados,

la luna abrazaba al sol

y en el centro palpitaba un corazon.

y todo pasa/ y nada pasa

En mi universo

extiendo las alas

me arrojo al fuego,

muero y respiro

y nada queda/y todo pasa

La luz se quedó en su lugar,

la noche nos acompañó

y el velo que nunca nos cubrió

se pierde en la marea.

y mis labios de marfil

sonríen, y mis dedos acarician mi piel

de diamante,

y estás tú, y estoy yo

una galaxia ausente

y todo pasa/ y nada queda

 

Este instante

Estoy sin alcohol

y me duele a veces

la luna esta llena y el cielo despejado

los locos que conozco se alteran

lo animales actúan extraño

a mi se me vuelve porosa el alma.

En este instante, te extraño.

En este instante, te invoco.

¿Los enamorados recobraran la razón?

En este instante deseo sentirte.

En este instante.

¿Pensaras en mi?

 

 

Marramiau

IV

Espacio vacío, Fran y Eva en una especie de trance.

Frank: La guerra es como el amor: Adictiva.

Eva: O el amor es como la guerra: Adictivo.

(canta) Grábame como un sello en tu brazo, con un sello en tu corazón, porque es fuerte el amor como la muerte, es cruel la pasión como el abismo; es centella de fuego, llamarada divina.

Frank: Si pudieras crear la nada y esconderte en su interior…

Eva: En mi universo extiendo las alas, me arrojo al fuego, muero y respiro.

Frank: Si ser tú no fuera una imposición, ¿qué serias?, ¿quién serias?

Eva: Te siento, te respiro, te sueño, te miento. 

Te extraño, te abrazo, lo siento.

Frank: Aquí estoy, es lo que soy. Aquí mis ojos, aquí mis labios, aquí hoy. Toma mis abrazos, me voy.

Silencio. Todo se ilumina, es el cuarto de eva. Ella está sentada en la mecedora abrazando sus piernas.